fbpx

Stick Box

Noqueá tu meta y que pase la que sigue.

Un legendario campeón del mundo de box, entre los años 40 y 50, dijo una vez, sobre su aura invencible: “En el boxeo el ritmo lo es todo, cada movimiento comienza en el corazón”.
El norteamericano Sugar Ray Robinson ganó 5 títulos mundiales, tuvo una racha de 40 victorias consecutivas y otra de 73 triunfos y una derrota, y más de 200 peleas.
En Stick Box sabemos que te gustan los desafíos, que te gusta la vara alta, que te aburrís cuando la meta ya está cumplida y querés ir por más.
Por eso, poné el corazón como lo hizo Sugar Ray, ese corazón que te mantiene vivo, que nunca duerme, que no se puede dar el lujo de parar.
¿Te parecen muy intensos los 45 minutos en Stick Box? Preguntale a tu corazón, que ya tiene una sesión intensiva que durará al menos unos 70 años, sin micro pausas.
Poné actitud, como aconsejó el gran campeón mundial argentino, Sergio Maravilla Martínez: “Sin actitud no tenés nada de nada; por eso en las difíciles me agrando”.
¡Agrandate! Sacá tu fuerza, tu actitud, tu movimiento desde tu propio corazón.
En Stick Box, tu corazón es tu compañero, tu corazón se fortalece con este entrenamiento intensivo metabólico y de resistencia, de menos de una hora, que exige superación y disciplina.
Lo dijo Sugar Ray Robinson: “Tienes que saber que puedes ganar, creer que puedes ganar y sentir que puedes ganar”.
Todo comienza en el corazón. Sabemos que querés más. Sabemos que querés sacudir esa bolsa.
¡Noqueá tu meta y que pase la que sigue!

Ir arriba